viernes, 13 de enero de 2012

BTras saludar los recién llegados reanuda sus funciones, ver el monitor, mover el ratón, analizar, desarrollar listas, crear representaciones gráficas y enviar por correo los datos que le han encomendado, suena simple y sencillo, sin embargo como cualquier trabajo tiene sus vicisitudes, la mayor responsabilidad es cuando las listas superan 1000 componentes. Piensa en ello escuchando música pop que sintonizan desde un viejo estéreo del cual las bocinas solo queda el silencio, por ello han tenido que adaptarle dos bocinas y un buffer mediante una entrada 1.3, toma un sorbo de té, mira por la ventana, sostiene con ambas manos la taza caliente, mira el borde de la tasa, del cual sobre sale el hilo del destino el cual une sobre de te con la etiqueta, el hilo da una vuelta en la parte superior del asa, de esta manera ata el sobre al borde de la taza, con un destino que se repite n veces en un año, aguarda unos instantes y mira el calendario que esta a un costado de su monitor, deja la taza sobre el disco al ritmo de alguna canción que corean sus compañeros de oficina. Por instantes una idea ronda su mente; sus compañeros forman parte de un conjunto musical, son suficientes para darle alma a un conjunto musical, quizá esa sea su doble vida, el grupo esta compuesto por una corista, trompeta, baterista, bajista, teclado, guitarra y un güiro, los imagina sonrientes con un smylie gigante cubriendo su rostro.

Revisa su trabajo en la cubierta que servia de portateclado, toma un marca textos azul, uno verde y un bolígrafo rojo, mira las sombras proyectadas en su mano. Las sombras juguetonas se mueven siguiendo el marca textos, creando nuevos relieves que incesantes cambian de forma, abrazan la linea azul del mar, las costas ocres y detrás el cambiante bosque, delimitan la carretera costera que va de Zipolite a Puerto Escondido, viaja entre los relieves del mediodía, la sombra del aire marino en las costillas, casas de madera y pescadores, a veces se pierde el mar entre bosques o se abre paso por un estuario, así avanza cambia lentamente de día a noche de estrellas en un fondo lunar, avanza el marca textos, el bolígrafo toma conciencia de su sangrienta existencia, como un faro que pone sobre aviso a los viajeros, al terminar saca conclusiones y las anota en una tabla de Excel, introduce datos en las columnas para que mediante formulas determine el tiempo que ha invertido en el proyecto, desglosando cada operación; lleva tiempo pero de esta manera lleva un control mas preciso en sus operaciones, encontrando algunos cuellos de botella, aderezando el aspecto cuantitativo con aspectos cualitativos.
Lentamente avanza el día, piensa en las sombras que han creado sus manos, se siente observado, mira al monitor mientras piensa los datos en mi mano se mueven como palomas, descansan en los ojos como si fueran de piedra, tallan finas figuras o construyen abismos, cual si fueran espejos que levantan polvaredas venidas a tierra, o por el contrario como si me cantaran mi condena.

Popular Posts

Like us on Facebook

Flickr Images